En varias ocasiones he intentado tramitar la visa de turista, y las últimas veces me la han denegado. Es bastante frustrante pasar por todo este proceso sólo para que en el último pasote digan que no se te puede aceptar la solicitud. Sin embargo, cuando entré a la universidad algo sucedió. Eso hace que ahora cuando me niegan la solicitud sea algo todavía más frustrante.

Siempre había escuchado que si la visa había sido aprobada al menos una vez, era suficiente y casi se te aseguraba que tu visa fuera aprobada la siguiente. Sin embargo no ha sido el caso y durante mucho tiempo me vi atrapado. Sin salida y sin siquiera entender la razón de que eso me estuviera pasando. Lo que me hacía falta era ayuda profesional.

¿Por qué yo?

En esos casos uno intenta darle algún tipo de sentido o significado a que la visa se negara. Mi solicitud se realizó aproximadamente unos doce o trece años después de mi primer viaje y muchas cosas en mi vida habían cambiado. Una de ellas era que ahora tenía una esposa y un niño de tres años. Además tengo un negocio propio de venta de partes de computador y reparación de los mismos. Ya no estoy en la universidad ni matriculado en ningún curso.

Esta situación ha dado a especular muchísimo por mi parte y la de mis familiares de la razón por la cual se me ha negado la visa en las últimas dos aplicaciones. Y muchas veces comienzo a hacer predicciones casi astrológicas sobre los criterios de selección de los agentes de la embajada y sus motivos.

El motivo

Sin embargo, llegué a darme cuenta de que la razón puede ser mucho más simple de lo que me pareció. Todo tuvo que ver con mi historia en mi primer viaje. Esa vez apliqué con un programa que consistía en una especie de intercambio laboral. En este programa un norteamericano podía venir a la India y de la misma forma un ciudadano de la India podía ir a estudiar allá. Ese viaje lo aproveché al máximo. Es cierto que aunque tuve que estudiar gran parte del tiempo, también pude conocer gran parte del país. Además difruté por primera vez de una independencia absoluta.

La asesoría por parte de Visa USA Now

El inconveniente fue que la mayoría de los viajes los realicé al final de mi estadía. Durante mi viaje a Las Vegas, Nevada, perdí la noción del tiempo y no pude llegar con las dos horas de anticipación al avión que se requiere para hacer la revisión rutinaria. Por esa razón tuve que posponer mi vuelo durante algunas horas. Tuve además la mala fortuna de que el único disponible era para las dos de la mañana del día siguiente.

En realidad nunca pensé que una demora de dos horas pudiera causar algún tipo de inconveniente. Pero mi fecha límite, contando con los 30 días de gracia que ofrecía mi programa de visado, era el día anterior. Esas dos horas hicieron que ese límite fuera excedido. Aunque fuera por una fracción tan minúscula, eso cambió la percepción acerca del uso que le di a la visa durante el tiempo que la tuve. Este es un inconveniente que jamás me fue señalado como causa de que me negaran la visa. Realmente, en ocasiones hace falta que alguien te apoye para entender el problema y poder superarlo. Por esa razón he recurrido a Visa USA Now cuya asesoría durante este último proceso ha sido completamente invaluable.

INICIAR SOLICITUD

Why Our Customers Love Us

  • Live English and Spanish language 24/7 support
  • Full preparation for your one-on-one interview (including mock interview)
  • Secure encryption to submit and pay your application and services
  • Reviewed by immigration attorneys
  • Translation services
  • Step By Step, easy to understand processes
  • 98.7% Success Rate